Inmersión completa

 

Bomberos / Socorristas

Inmersión completa

Por Angelo Verzoni
vr hed abr 22
 
Las tecnologías de realidad virtual y aumentada no son solo para los videojuegos. Respecto de los bomberos, podrían complementar el entrenamiento en vivo y brindar acceso a una galaxia de escenarios de extinción de incendios, desde incendios de vehículos eléctricos hasta derrames de petróleo. Pero la tecnología de punta no es barata.

Según informes de los medios y declaraciones oficiales del cuerpo de bomberos de San Francisco, Cortez estaba trabajando con otros bomberos para apagar un incendio en el tercer piso de una torre dentro de las instalaciones de entrenamiento del distrito de la Misión cuando, por razones desconocidas, volvió a la escalera de incendios que había usado para subir a la torre. En ese momento, según un informe publicado por el cuerpo de bomberos, Cortez "sin darse cuenta" abrió una válvula en forma de V de conexión en estrella que se usa para conectar dos mangueras contra incendios. Sin una segunda manguera conectada, el agua brotó por la válvula abierta a más de 100 libras por pulgada cuadrada de presión, golpeó a Cortez en el pecho y lo tiró por la barandilla. Sufrió una lesión grave en la cabeza por la caída y murió en el hospital.

Si bien las muertes por entrenamiento de bomberos no son especialmente comunes en los Estados Unidos, si ocurren. Entre 1977 y 2018, se produjo un promedio anual de casi nueve muertes de bomberos durante el entrenamiento, según un informe de la NFPA publicado en 2020. No existen estadísticas exhaustivas sobre las muertes de los bomberos durante el entrenamiento en todo el mundo, pero existe amplia evidencia que sugiere que otros países experimentan tantas o más muertes que los EE. UU. En noviembre, nueve bomberos murieron en Brasil al derrumbarse una cueva sobre ellos durante un ejercicio de entrenamiento en rescate técnico. Según los autores del informe de la NFPA: "El entrenamiento es una parte vital de las operaciones del cuerpo de bomberos, pero con demasiada frecuencia resulta en muertes y lesiones innecesarias".

En función de preocupaciones de seguridad similares, así como costos y complicaciones logísticas, el ejército de los EE. UU. ha adoptado en los últimos años la tecnología de realidad aumentada y realidad virtual como alternativas al entrenamiento en vivo. En marzo de 2021, el ejército de los EE. UU. anunció que otorgaría a Microsoft un contrato de 10 años por un valor de más de USD 20.000 millones para construir 120.000 auriculares de realidad aumentada para entrenar soldados en combate.

 

NOTA RELACIONADA: MÁS ALLÁ DEL ENTRENAMIENTO
Además del entrenamiento de los bomberos, los expertos ven oportunidades en las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada para ayudar en el reclutamiento de nuevos bomberos y enseñar seguridad contra incendios al público.

 

En la actualidad, cada vez más expertos dicen que los servicios contra incendios en los EE. UU. y otros países también deberían adoptar la tecnología de realidad aumentada y realidad virtual como una forma para capacitar a los bomberos y reducir significativamente el riesgo de lesiones o muerte. Estos métodos de entrenamiento se conocen colectivamente como aprendizaje inmersivo, donde los usuarios usan auriculares, anteojos o gafas que muestran un escenario realista pero virtual frente a ellos. Los usuarios son participantes activos en los escenarios, pero sin los riesgos que acompañan al entrenamiento en vivo. Los partidarios de este tipo de aprendizaje inmersivo argumentan que también reduciría el impacto ambiental del entrenamiento de los bomberos y ofrecería numerosas oportunidades de entrenamiento especializado que de otro modo sería difícil o imposible de obtener. En algunas áreas del mundo, como Europa y Australia, muchos cuerpos de bomberos ya están utilizando el aprendizaje inmersivo, pero la tecnología no ha ganado tanta fuerza en los EE. UU. Los expertos predicen que es probable que esto cambie durante la próxima década, ya que prevén que el aprendizaje inmersivo se convierta en un componente estándar y universal del entrenamiento de los bomberos.

"Se puede reducir drásticamente el costo de los accidentes de entrenamiento. Se puede reducir el riesgo de cánceres. Se puede entrenar a los bomberos para que se conviertan en mejores bomberos, en especial, ante respuestas a peligros únicos", dijo Jeff Godfredson, ex jefe del cuerpo de bomberos en Melbourne, Australia. Jeff ahora trabaja como director de relaciones con los clientes de FLAIM Systems, un fabricante australiano de tecnología de aprendizaje inmersivo contra incendios. "¿Cómo se ignora algo que resuelve muchos de esos problemas?"

Antes y ahora

Los orígenes de la realidad aumentada y realidad virtual no están claros; depende de cómo definamos las tecnologías. Algunos argumentan, por ejemplo, que View-Master de Mattel podría considerarse una forma de realidad virtual; introducidos en 1939, estos juguetes similares a binoculares permiten hacer clic y pasar una serie de fotografías de una película. Sin embargo, si consideramos solo las tecnologías de realidad aumentada y realidad virtual basadas en computadora, debemos remontarnos a la década de 1960, cuando los científicos informáticos Ivan Sutherland y Bob Sproull crearon los primeros auriculares de realidad aumentada del mundo.

Aunque el dispositivo se parecía más a un equipo de optometría que a una tecnología digital de vanguardia, y solo mostraba a los usuarios imágenes de formas simples, Sutherland vio el potencial para el futuro de la realidad aumentada y realidad virtual, a las que llamó pantallas. Sutherland escribió en un artículo de 1965: "La última pantalla sería, por supuesto, una habitación dentro de la cual la computadora pueda controlar la existencia de la materia. Una silla exhibida en una habitación de este tipo sería lo suficientemente buena para sentarse. Un par de esposas exhibidas en una habitación de este tipo nos restringiría el movimiento y una bala exhibida en una habitación de este tipo sería fatal. Con la programación adecuada, esta pantalla podría ser, literalmente, el País de las Maravillas en el que entró Alicia".

Las diferencias entre la realidad aumentada y la realidad virtual son sutiles y, a veces, pueden confundirse entre sí. Ambas muestran objetos o escenarios virtuales a los usuarios, pero con la realidad virtual, el entorno virtual es todo lo que ves; en la realidad aumentada, un entorno virtual se superpone sobre el mundo real; en otras palabras, continuamos viendo la habitación en la que estamos, pero la realidad aumentada también nos mostrará otras cosas en el espacio.

No fue sino hasta la década de 1980 que aparecieron las tecnologías de realidad virtual basadas en computadora y casi de inmediato la tecnología fue adoptada por su potencial como herramienta profesional. Un video de 1985 de la NASA muestra a un astronauta con uno de los primeros auriculares de realidad virtual para mirar un cohete simulado en una plataforma de lanzamiento. Pero, de manera similar a los auriculares de realidad aumentada de Sutherland y Sproull de la década de 1960, la pantalla era rudimentaria, más parecida a un dibujo que a un escenario realista. Se ha recorrido un largo camino en los últimos 35 años. Las pantallas modernas de realidad aumentada y realidad virtual no solo son ultrarrealistas, sino que compañías como FLAIM también han incorporado otros sentidos.

En diciembre, estuve entre una docena de personas que asistieron a una presentación de los productos de FLAIM en la sede de la NFPA en Massachusetts. El evento incluyó una demostración de la tecnología, que estaba ansioso por probar. El escenario de realidad virtual en este caso fue un incendio en un contenedor ubicado en un muelle. Además de un visor de realidad virtual, el equipo para la demostración incluía un chaleco térmico, un aparato de respiración autónomo (SCBA, por sus siglas en inglés) con sensores para monitorear mi frecuencia respiratoria, y una boquilla y un carrete de una manguera que se sacudía hacia atrás para simular la sensación de un manguera de presurización. Un representante de FLAIM me ayudó a colocarme el chaleco térmico y a sujetarme la unidad de SCBA. Me puse el auricular de realidad virtual, tomé la boquilla de la manguera y me preparé para luchar contra el fuego.

Tan pronto como comenzó la demostración, ya no era consciente de estar en una sala de conferencias con clima controlado dentro un edificio de oficinas suburbano: estaba en ese muelle junto al contenedor en llamas y tenía que hacer algo al respecto. Podía sentir el calor en mi pecho mientras daba pequeños pasos hacia el contenedor. Dentro del contenedor, llamas anaranjadas brillantes lamían el techo y un humo gris nublaba el aire. Me arrodillé sobre una pierna, sostuve con fuerza la boquilla de la manguera contra incendios y la abrí, lo que desató un torrente de agua. Después de poco más de un minuto de apuntar, sacudir y girar la boquilla, logré extinguir el fuego. Aunque mi ritmo cardíaco estaba ligeramente elevado y se me habían formado algunas gotas de sudor en la frente, nunca había estado en peligro real. Pero había estado completamente inmerso en la experiencia de tener que apagar el fuego. "Wooow", dije, solté la boquilla y me quité los auriculares de realidad virtual de los ojos. "Estoy un poco cansado".

FLAIM fabrica dos productos: el Trainer, que yo había usado, y el Extinguisher, que incluye un visor de realidad virtual y un extintor de incendios. Ambos productos incluyen otras piezas de hardware, como baterías, teclados, controladores y tabletas, y brindan a los usuarios acceso a una biblioteca de escenarios de entrenamiento en constante expansión, desde simples incendios en la cocina hasta peligros complejos, como incendios de vehículos eléctricos y derrames de petróleo. "No es la misma experiencia que se obtiene en el lugar del incendio, pero el cerebro piensa que lo es", dijo Evan Wing, vicepresidente de ventas de FLAIM para América del Norte.

El objetivo desde que FLAIM comenzó a ofrecer escenarios de extinción de incendios de realidad virtual en 2017 ha sido "hacerlo lo más realista posible", dijo Wing, y la compañía ha analizado el comportamiento del fuego con organizaciones como el Instituto de Investigación de Protección contra Incendios (Fire Safety Research Institute) de UL para hacer esto posible. En la actualidad, el principal cliente de la empresa es la

Fuerza Aérea de EE. UU., que utiliza su Trainer para el entrenamiento de bomberos. Mientras que un puñado de otras empresas ofrecen entrenamiento en realidad virtual para extintores de incendios y comando de incidentes, FLAIM parece estar entre un pequeño grupo que ofrece un producto tan avanzado como el Trainer. Godfredson, director de relaciones con los clientes de la compañía, que anteriormente trabajó para la NFPA como director de Asia-Pacífico y Medio Oriente, cree que no pasará mucho tiempo antes de que eso cambie. "El aprendizaje inmersivo es el camino hacia el futuro", dijo. "Habrá muchas más empresas en este espacio en un futuro próximo".

En la actualidad, el mercado global de realidad virtual está valuado en alrededor de USD 16.000 millones, según un informe publicado en marzo de 2021 por Grand View Research, una firma de investigación de mercado. Se espera que esa cifra crezca un 18% anual hasta 2028, impulsada en gran parte por la demanda de productos como el Trainer de FLAIM. "El uso cada vez mayor de esta tecnología en el entrenamiento instructivo, como el entrenamiento de mecánicos, ingenieros, pilotos, soldados en defensa, trabajadores de campo y técnicos en los sectores de petróleo y gas, y manufactura, está impulsando el crecimiento del mercado", dice el informe.

Más seguro y respetuoso con el medio ambiente

Dos de las principales razones por las que Godfredson y otros expertos creen que el aprendizaje inmersivo desempeñará un papel importante en el futuro del entrenamiento de los bomberos son los beneficios que tiene la tecnología para mantener a los bomberos más seguros y mantener el medio ambiente más limpio.

Además de las muertes de bomberos que ocurren durante el entrenamiento cada año en los EE. UU., miles resultan heridos durante el entrenamiento. En 2019, más de 8100 bomberos sufrieron lesiones de entrenamiento, según un informe de la NFPA sobre lesiones de bomberos. Si bien la mayoría de esas lesiones fueron distensiones o esguinces musculares (lesiones que, en teoría, también podrían ocurrir en un entorno de realidad virtual), cientos fueron lesiones que probablemente solo ocurrirían en un entorno con fuego real, como quemaduras, inhalación de humo o gas, y agotamiento por calor. Según los partidarios del aprendizaje inmersivo, estas lesiones podrían reducirse en gran medida al complementar el entrenamiento con fuego real con entrenamiento de realidad virtual o realidad aumentada. "Este es un gran paso hacia adelante en la salud y seguridad ocupacionales", dijo Godfredson y agregó que reducir la exposición de los bomberos al ambiente cancerígeno del entrenamiento con fuego real también puede reducir su riesgo de cáncer ocupacional.

La Administración de Incendios de EE. UU. (US Fire Administration) ha tomado una posición similar. En un boletín publicado en 2020, la Administración estableció que "la tecnología de realidad virtual está elevando el nivel en el entrenamiento de los bomberos mientras ayuda a salvar vidas y conservar recursos valiosos. El uso de la tecnología de realidad virtual permite el entrenamiento para incidentes que no se pueden replicar fácilmente o que pueden ser muy costosos de recrear, sin mencionar la eliminación de los peligros involucrados en el entrenamiento en vivo".

021 01abr22

Una escena de un módulo de entrenamiento creado por FLAIM Systems, un desarrollador australiano de herramientas de aprendizaje inmersivo para la comunidad de la seguridad.

 

021 abril22

Los usuarios de las herramientas de entrenamiento de realidad virtual pueden elegir entre una serie de situaciones de incendio y otras situaciones de seguridad

Conservar "recursos valiosos", como lo expresó la Administración, es la otra razón importante por la que los expertos prevén un futuro próspero de aprendizaje inmersivo en el servicio contra incendios; según los partidarios de esta tecnología, el aprendizaje inmersivo ofrece una alternativa de bajo impacto ambiental al entrenamiento con fuego real. También puede ser una de las razones por las que países como Australia, donde se han establecido objetivos climáticos más agresivos en comparación con los EE. UU., se han apresurado a adoptar el entrenamiento de realidad virtual. "No se pueden ignorar los problemas ambientales en el mundo de hoy", dijo Godfredson. "El servicio contra incendios debe ser visto como un buen vecino dentro la comunidad. Nada asusta más a la comunidad que una gran columna de humo negro que se eleva mientras dices que haces una quema en vivo para un ejercicio de entrenamiento".

Se han realizado pocas investigaciones para cuantificar el impacto ambiental de las instalaciones de entrenamiento con fuego real, pero por naturaleza, estas instalaciones son grandes consumidoras de agua y emiten carbono. Respecto de las instalaciones que realizan entrenamiento sobre incidentes más especializados, el impacto ambiental puede ser aún mayor. Un estudio de 2018 publicado en el Journal of Environmental Management descubrió que es probable que el 7% de todos los aeropuertos de Canadá estén contaminados con sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS), un grupo de más de 4000 productos químicos creados por el hombre que no se degradan naturalmente en el medio ambiente y que se han relacionado con algunos tipos de cáncer. Según el estudio, el entrenamiento en el que los bomberos usan espuma para combatir incendios en el sitio es una de las principales causas de esta contaminación.

Evaluar los beneficios que podría tener el aprendizaje inmersivo en la salud y seguridad de los bomberos, así como en las habilidades de los bomberos, es el objetivo de un nuevo proyecto (in inglés) de la Fundación de Investigación de Protección contra Incendios (Fire Protection Research Foundation) financiado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Federal Emergency Management Agency) y el Departamento de Seguridad Interna (Department of Homeland Security) que se llevará a cabo durante los próximos dos años. "La realidad virtual se convertirá en una parte más habitual del entrenamiento de los bomberos en los próximos años", dijo Sreenivasan Ranganathan, gerente de proyectos de la Fundación. "Esperamos que esta investigación pueda brindar a organizaciones como la NFPA los datos y la información que necesitan para evaluar esta tecnología en evolución y, de ser posible, incorporar orientación sobre el aprendizaje inmersivo en los códigos y normas relacionados con el entrenamiento de los bomberos".

Sin embargo, hasta que llegue esa guía, puede ser difícil para los cuerpos de bomberos adoptar completamente el aprendizaje inmersivo, según Godfredson. Aunque no hay disposiciones en ningún código o norma de la NFPA que prohíban el uso de la realidad virtual o realidad aumentada para fines de entrenamiento, dijo que la simple falta de reconocimiento de la tecnología puede dar a algunos cuerpos de bomberos la falsa percepción de que no está permitido. "Si observamos las series NFPA 1000 y NFPA 1400 [que abarcan el entrenamiento y las calificaciones profesionales de los bomberos], hay muchísimas menciones de entrenamiento con fuego vivo o fuego real", dijo Godfredson. "Así que la gente dice que si la NFPA no aprueba el aprendizaje inmersivo, no lo van a utilizar".

Por el contrario, otros conciben el aprendizaje inmersivo no solo como parte de los códigos y normas de la NFPA, sino quizás como todo un documento independiente. "Debido a que no existe una estandarización en la definición de aprendizaje inmersivo o lo que se espera lograr, creo que terminaremos con una norma o guía de la NFPA sobre el aprendizaje inmersivo para ayudar a acortar esa brecha y ayudar a las academias de entrenamiento contra incendios y de otro tipo en la implementación y uso apropiados de la realidad virtual y la realidad aumentada", dijo Ken Willette, director ejecutivo de Directores de Entrenamiento contra Incendios de América del Norte (North American Fire Training Directors) y ex jefe de la División de Protección Pública contra Incendios de la NFPA. "Definitivamente es una de esas cosas que el servicio contra incendios deberá tener en su inventario para profesionalizarse".

Avance hacia la aceptación

La falta de lenguaje de código en el aprendizaje inmersivo no es el único desafío que enfrenta la tecnología para obtener una aceptación más amplia en el servicio contra incendios. Los expertos señalan la cultura del servicio contra incendios y las preocupaciones por los costos como otras dos posibles barreras.

"Tenemos barreras únicas para adoptar nuevas tecnologías y prácticas que otras profesiones no tienen", dijo Brian Brauer, director asociado del Instituto de Servicio contra Incendios de Illinois (Illinois Fire Service Institute), que dirige la academia contra incendios del estado. "Nuestra orientación a más largo plazo nos hace intrínsecamente resistentes al cambio y parte de esa resistencia tiene como objetivo mantener las cosas como están. Podríamos pensar: ‘Si nos entrenaron usando todos los métodos [de fuego real], ¿por qué esta nueva generación necesita que se le enseñe de manera diferente?’". Brauer dice que no es un argumento con el que esté necesariamente de acuerdo, solo uno que ha escuchado formular. "Es como decir que todavía deberíamos usar caballos para tirar de los equipos y empujar para generar vapor que produzca generar presión. Claro, funcionaron. Pero, ¿por qué no evaluar críticamente las nuevas tecnologías y oportunidades para ver dónde se puede mejorar la provisión de entrenamiento y educación?"

vr 3 abr22

Además del entrenamiento de los bomberos, los expertos ven oportunidades en las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada para ayudar en el reclutamiento de nuevos bomberos y enseñar seguridad contra incendios al público.   

De manera sorprendente, la investigación presentada por científicos noruegos en la Conferencia Internacional sobre Sistemas de Información para la Respuesta y Gestión de Crisis (International Conference on Information Systems for Crisis Response and Management) anual, celebrada en mayo, mostró que fueron los estudiantes de extinción de incendios, no los bomberos experimentados, quienes percibieron algunos aspectos del aprendizaje inmersivo de manera menos favorable en un estudio reciente. De un grupo de 19 estudiantes de bomberos con un promedio de edad de 26 años, solo el 21% encontró la representación del humo lo suficientemente realista en una simulación de extinción de incendios de realidad virtual; el 71% de sus compañeros más experimentados, con un promedio de 40 años, encontraron el humo lo suficientemente realista. Sin embargo, en general, el 89% de los estudiantes calificaron la experiencia como positiva mientras que todos los bomberos experimentados la encontraron positiva.

Una de las razones de esto podría ser que muchos bomberos mayores han estado expuestos a versiones más rudimentarias del entrenamiento de realidad virtual con anterioridad. Willette recordó una clase de tácticas de extinción de incendios que tomó en la década de 1970, donde su instructor diseñó escenarios virtuales usando sal combinada con otros compuestos químicos para crear un comportamiento de fuego simulado en una pantalla de proyector. "De hecho, la realidad virtual ha estado aquí durante muchos años, simplemente ha progresado mucho", dijo Willette. También mencionó que el entrenamiento virtual para conducir camiones de bomberos y la realidad virtual para el entrenamiento de comando de incidentes eran comunes en América del Norte y en otros lugares a principios de la década de 2000. A pesar de ese historial, Willette advierte que los partidarios del aprendizaje inmersivo deben evitar tratar de vender la tecnología como reemplazo del entrenamiento con fuego real. "Si comenzamos a decir que la realidad virtual, la realidad aumentada o el aprendizaje inmersivo eliminarán la necesidad de entrenamiento con fuego real, entonces será un fracaso", dijo. "El servicio contra incendios duda de cualquier aspecto que no les dé la mejor ventaja para ser los más exitosos en entornos con humo, llamas y calor, y tiene motivos para hacerlo".

Pero los partidarios de la tecnología, incluidos fabricantes como FLAIM, se apresuran a decir que el aprendizaje inmersivo está destinado a mejorar el entrenamiento con fuego real, no a reemplazarlo. "El entrenamiento con fuego real siempre tendrá un lugar en el servicio contra incendios", dijo Godfredson. "Pero tenemos que aceptar la realidad de que puede ser peligroso, no todo el mundo puede hacerlo, y si lo hacemos, en general, será el mismo simulacro de gas en el mismo entorno que hemos usado durante 10 años. Por lo tanto, vemos el aprendizaje inmersivo como una forma de complementar el entrenamiento en vivo y aprovechar al máximo el entrenamiento de los bomberos".

Del mismo modo, en un comunicado enviado por correo electrónico al NFPA Journal en diciembre, la Administración de Incendios de EE. UU. elogió el aprendizaje inmersivo como "altamente efectivo para llevar a cabo procedimientos tácticos en forma local al mismo tiempo que brinda a los bomberos confianza y habilidad que se traducen en la vida real". Pero, la administración agregó que "debe enfatizarse que la realidad virtual y la realidad aumentada se consideran un complemento o una forma de reforzar el entrenamiento [con fuego real], no de reemplazarlo".

Un obstáculo que puede ser más difícil de superar es el costo de la tecnología de aprendizaje inmersivo: un Trainer de FLAIM cuesta alrededor de USD 50.000, lo que para un cuerpo de bomberos pequeño puede representar una gran suma de dinero. Los cuerpos de bomberos son elegibles para usar las Subvenciones de Asistencia para FEMA’s (Bomberos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) para ayudar a financiar su inversión en sistemas de realidad virtual y realidad aumentada, pero puede ser difícil justificar la compra de tecnología de punta cuando otras necesidades posiblemente más apremiantes siguen insatisfechas. En diciembre, la NFPA publicó los resultados de su quinta "Encuesta de evaluación de necesidades del servicio contra incendios de EE. UU."; al igual que los resultados que arrojaron las encuestas de evaluación de necesidades anteriores, este último estudio indicó que más de la mitad de todos los cuerpos de bomberos de EE. UU. tienen vestimenta de protección personal y SCBA que tienen más de 10 años. Aproximadamente la mitad de todos los cuerpos de bomberos tienen camiones de bomberos con al menos, 15 años. Estas cifras son más altas para los cuerpos más pequeños.

Irónicamente, son estos cuerpos de bomberos los que, según los expertos, se beneficiarían más del aprendizaje inmersivo. "Un estado rural donde el entrenamiento presencial frecuente es una barrera debido a las distancias de viaje podría aprovechar un sistema de realidad virtual para permitir que los estudiantes aprendan de forma remota la mecánica y los movimientos de rodar y cargar una manguera, levantar una escalera o realizar una búsqueda en una habitación", dijo Brauer, quien forma parte del Comité de Calificaciones Profesionales de la NFPA, responsable de la NFPA 1001, Calificaciones Profesionales de Bomberos y Otros Documentos. "Esto no reemplazaría la necesidad de realizar esas tareas en una situación de fuego vivo antes de la certificación, pero les daría a los estudiantes un nivel de familiaridad con la mecánica en un entorno remoto. Agregaría la oportunidad de obtener otro nivel de práctica psicomotora para preparar al estudiante para la instrucción en persona".

Willette ve la participación de corporaciones como Tesla como una posible solución al desafío de la financiación. "El popular fabricante estadounidense de vehículos eléctricos tiene un interés personal en entrenar a los bomberos sobre cómo lidiar con incendios que involucran los poderosos paquetes de baterías de iones de litio que recubren los trenes de rodaje de sus vehículos" - planteó Willette - "lo que podría incentivar a la compañía a invertir en tecnología de aprendizaje inmersivo que ayudaría a capacitar al servicio contra incendios para responder a incendios de vehículos eléctricos". FLAIM ya tiene un escenario de aprendizaje inmersivo disponible para los usuarios en el que un Tesla ha chocado por detrás a otro vehículo y ambos se están quemando en una carretera. "Lo veo como una asociación entre estas empresas y las comunidades de negocios y seguridad", dijo Willette.

El entrenamiento en vivo también puede tener un gran costo. En Gilbert, Arizona, la construcción de un centro de entrenamiento para bomberos y policías que se inauguró a principios de 2021 costó USD 85 millones. Pero los canales de financiación están más establecidos para este tipo de instalaciones y actividades de entrenamiento y en general, un centro de entrenamiento sirve a varios departamentos en un estado o región. Al mismo tiempo, dado que el equipo de aprendizaje inmersivo es portátil, si una agencia estatal de entrenamiento contra incendios quisiera invertir en él, podría transportarlo de un departamento a otro para realizar el entrenamiento, lo que representa una reducción en los costos de transporte para los propios cuerpos de bomberos.

Incluso cuando los bomberos consiguen los fondos para invertir en equipos de aprendizaje inmersivo, puede haber otros problemas que les impidan ponerlos en uso. Para el Cuerpo de Bomberos y Rescate de Madison [Madison Fire & Rescue (Alabama)], ese problema es la dotación de personal. "Tenemos todo el equipo de realidad virtual", dijo Michael Sedlacek, capitán del cuerpo de bomberos. "Tenemos muy poco personal en nuestra división de entrenamiento. Creo que tendremos que poner a alguien en una función para supervisar este entrenamiento antes de que podamos comenzar". A pesar de esos desafíos, el cuerpo de bomberos de Sedlacek ha manejado un exitoso programa de educación contra incendios con realidad virtual durante varios años. (Para obtener más información sobre ese programa, consulte "Más allá del entrenamiento").

A pesar del problema del personal, Sedlacek se mantiene optimista sobre el futuro del aprendizaje inmersivo para el entrenamiento de bomberos no solo en Madison, sino en prácticamente cualquier cuerpo de bomberos del país. "Si puedo exponerlos a un evento de alto riesgo y baja frecuencia tantas veces como quiera, ¿por qué dejaría pasar esa oportunidad?", dijo. "¿Qué jefe de entrenamiento no quiere obtener el mejor rendimiento por su dinero? Con todas las aplicaciones y escenarios que se ofrecen a través de la realidad virtual, el cielo es realmente el límite para el entrenamiento".

ANGELO VERZONI es editor adjunto para el NFPA Journal. Síguelo en Twitter @angelo_verzoni.

 
Compartir:

Nosotros

 

Quiénes Somos

 

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

 

 

 

 

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies