Y cuando se trata del impacto de los incendios forestales en las comunidades, es mucho más lo que necesitamos saber si aspiramos a mejorar nuestra labor.

Por ejemplo, es poco lo que se ha investigado sobre comparaciones de costos, como el costo de la actualización y mitigación de una propiedad frente al costo de los daños y la recuperación. Sabemos que la destrucción masiva de viviendas y negocios se produce, en gran medida, por la ignición de una estructura a otra, pero carecemos de conocimientos suficientes sobre los detalles técnicos de cómo prevenir esas conflagraciones. NFPA exige que las nuevas construcciones cumplan con los códigos y normas modelo, así como con las prácticas de uso del suelo, pero sin métricas estándar de medición del riesgo y herramientas visuales como los mapas de riesgo, es difícil que las autoridadesa locales apliquen y hagan cumplir la normativa. Necesitamos establecer las mejores prácticas relacionadas con la notificación de emergencias y la evacuación masiva en escenarios de incendios forestales, una brecha que debe ser abordada si queremos informar y comprometer apropiadamente a las personas sobre cómo mantenerse a salvo a sí mismas y a sus familias.

Todas estas necesidades fueron identificadas en un reciente informe surgido de "Preparación para desastres: Taller sobre el avance en la resiliencia a la interfaz urbano/forestal (IUF)" ("Preparing for Disaster: Workshop on Advancing WUI Reslience"), un evento celebrado el año pasado y copatrocinado por NFPA. La reunión previa a la pandemia fue diseñada para identificar las brechas en el mercado y la investigación en materia de resiliencia a incendios forestales—brechas que, hasta que no se cierren, amenazan con ralentizar nuestro progreso hacia un futuro más seguro. Esto significa más muertes y heridos, así como pérdidas materiales a gran escala, para las comunidades de áreas propensas a incendios forestales.

Nadie sugiere que vaya a ser fácil cerrar estas brechas, ya que el impacto de los incendios forestales en el entorno construido y en la sociedad es un potaje perversamente complejo de factores, causas y condiciones. Pero ya tenemos cierta experiencia en el encuadre de los grandes interrogantes. Imaginemos los desafíos que supone destilar esa complejidad en solamente cinco postulados clave. Eso es lo que hizo NFPA a principios de este año cuando consolidó la dirección de Outthink Wildfire™, una iniciativa de formulación de políticas para poner fin a la destrucción de las comunidades por causa de incendios forestales antes del año 2050. De hecho, las cinco áreas de enfoque que hemos planteado parecían obviedades. Décadas de investigación y experiencia que han puesto de manifiesto los factores clave que provocan los desastres de los incendios forestales nos han proporcionado suficiente evidencia para centrarnos en lo que se necesita en los lugares propensos a incendios forestales de Estados Unidos: mejorar nuestro entorno construido para resistir la ignición y limitar la propagación de los incendios forestales; hacer más para abordar los combustibles naturales de los incendios forestales en tierras públicas; ayudar a los bomberos locales a estar más seguros y ser más eficaces en sus operaciones contra los incendios forestales; educar a la gente sobre qué hacer para salvar sus viviendas y familias; y garantizar que los códigos y normas vigentes, así como sólidas prácticas de uso del suelo, estén en vigor y se hagan cumplir. Ha sido útil cotejar el informe "Preparación para desastres" con los postulados de Outthink Wildfire—la mayoría de ellos se centran directamente en abordar los problemas de la pérdida de propiedades a escala masiva mediante la mejora de la construcción, la reconstrucción, la actualización y la divulgación pública. Cuanto más pueda la investigación validar las mejores prácticas y soluciones, más fácil será para NFPA y organizaciones afines convencer a los responsables de la elaboración de políticas para que promulguen cambios significativos.

Es necesario adoptar un nuevo énfasis en la investigación sobre incendios forestales. La clave de la autoridad y credibilidad de NFPA es nuestra capacidad de respaldar nuestros lineamientos y normas con la mejor información disponible sobre cómo eliminar las pérdidas y el sufrimiento provocados por los peligros de incendios, eléctricos y otros peligros relacionados. El establecimiento de una agenda de investigación práctica sobre la resiliencia a incendios forestales que cubra estas brechas complementará el vigoroso trabajo de formulación de políticas de Outthink Wildfire y señalará a las comunidades académicas y de investigación que todavía se necesita una investigación significativa si esperamos disfrutar de un futuro sin pérdidas de viviendas y comunidades debidas a los incendios forestales.

MICHELE STEINBERG es directora de la División de Incendios Forestales de NFPA. Ilustración: Michael Hoeweler