Sin embargo, ¿qué sucede si el personal encargado del manejo de multitudes y las autoridades competentes pudieran evaluar la dinámica de las multitudes con un sistema de monitoreo de la multitud en tiempo real? ¿Qué pasa si pudieran emplear una detallada conciencia situacional informada para identificar los rápidos cambios en la densidad, movimiento y otros comportamientos de las multitudes y neutralizar situaciones potencialmente peligrosas?

Son esos los objetivos de un proyecto en curso de la Fundación de Investigación en Protección contra Incendios (Fire Protection Research Foundation o FPRF) sobre el manejo informado de multitudes. Lanzado el año pasado, en colaboración con el Grupo de Datos y Analítica de NFPA, la meta del proyecto es desarrollar una herramienta de prueba de concepto de bajo costo, de código abierto que puede ser usada por los funcionarios de la seguridad para mejorar su conciencia situacional de las multitudes en tiempo real. Fundada por el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (National Institute of Standards and Technology o NIST), la herramienta sobre densidad de multitudes tendrá la capacidad de recolectar, analizar, visualizar e informar datos sobre multitudes extraídos de imágenes fijas y señales de video. No ha sido prevista para sustituir a los funcionarios de la seguridad; en cambio, la herramienta puede usarse como parte del proceso de planificación de eventos, y durante eventos en vivo para brindar soporte al personal responsable del manejo de la multitud en la toma de decisiones informadas y oportunas.

Como gerente de proyectos de investigación en FPRF, parte de mi rol es escuchar y responder a las necesidades de nuestros grupos de interés. Como uno de los principales investigadores de este proyecto, es apasionante participar en una iniciativa de vanguardia que es una respuesta directa a las peticiones de los funcionarios responsables de la seguridad. Esta investigación combina los últimos avances en la ciencia de datos con el hardware y el software de código abierto comerciales listos para uso, con el fin de proveer soluciones razonables y precisas a la comunidad de la seguridad de las multitudes. La herramienta tiene el potencial de ofrecer una solución de alta calidad que es asequible y de fácil implementación.

RELACIONADO: Lea el relato en primera person de Hutchison de su enervante situación con una multitud de alta densidad

Se prevé la conclusión del proyecto para este otoño, y hemos desarrollado una versión de prueba de concepto inicial de la herramienta. Nuestros próximos pasos se centrarán en la prueba de la herramienta en diversos lugares, validando los recuentos de multitudes estimados y evaluando la factibilidad de una implementación a escala real. FPRF prevé para octubre la publicación de un informe final y del código de programación asociado con la herramienta, junto con los lineamientos sobre cómo implementarla. La pandemia del coronavirus ha reducido o eliminado las multitudes en todo el mundo en muchos de los últimos meses, pero volverán en poco tiempo – y cuando lo hagan, los funcionarios de la seguridad y los gerentes de instalaciones tendrán una nueva y eficaz herramienta para ayudarlos a afrontar el desafío.

Los peligros de las multitudes

El problema de las multitudes no radica en la multitud misma, sino en nuestro incompleto entendimiento de su comportamiento previsto y en las limitaciones en nuestra capacidad para adaptarnos rápidamente a ese comportamiento.

Son muchas las variables que intervienen en ese comportamiento, comenzando con el lugar mismo—cada uno tiene sus propias vulnerabilidades y retos. De manera similar, cada multitud tiene su propio carácter, influenciado por factores internos y externos, tales como propósito, organización (o falta de ésta) y compromiso emocional. La dinámica de las multitudes está influenciada por tiempo, espacio, información disponible para las personas y por la energía colectiva del grupo. La complejidad y volatilidad inherentes de estos eventos remarcan la necesidad de proveer al personal responsable del manejo de multitudes y otros funcionarios de la seguridad de información precisa y relevante en tiempo real.

La historia está repleta de ejemplos de volatilidad desbordada y convertida en caos. En 2015, durante el Hajj, la peregrinación islámica a la Mecca, Arabia Saudí, un incidente de estampida y aglomeración que tuvo lugar en la cercana ciudad de Mina provocó la muerte de al menos 2,000 personas—algunas estimaciones expresan que la cifra fue de más de 2,400 personas, y de al menos 900 personas heridas. En 1991, nueve espectadores perdieron la vida y 28 resultaron con lesiones en una aglomeración en el gimnasio de una universidad de la Ciudad de Nueva York. El evento, un partido benéfico de básquetbol con la presencia de célebres estrellas del rap, atrajo a miles de personas y se convirtió en letal cuando los hinchas se abalanzaron hacia una única entrada, situada en la base de una escalera. En 1989, una aglomeración en el interior del Estadio Hillsborough de Sheffield, Inglaterra, provocó 96 víctimas fatales y más de 760 personas heridas. Las indagatorias determinaron que la negligencia policial y de los servicios de ambulancia, así como las características del diseño del estadio, fueron algunos de los factores responsables del desastre.

049
 Fanáticos son puestos a salvo durante un incidente de aplastamiento en el que murieron 96 personas durante un partido de fútbol, en Inglaterra, en 1989.
049 01
Un aplastamiento en el que 21 personas perdieron la vida en el festival Love Parade, en Alemania, en 2010. 
 049 02
Al menos 2,000 personas murieron en una estampida y aplastamiento cerca de la Mecca, Arabia Saudí, durante la peregrinación anual del Hajj, en 2015. 

 

Estos son los tipos de dolorosas lecciones que forman la columna vertebral de los requisitos regulatorios para el manejo de grandes multitudes de NFPA 101®, Código de Seguridad Humana. Según el código, el personal a cargo del manejo de las multitudes tiene la responsabilidad de comprender la dinámica de las multitudes, las técnicas de manejo de multitudes y el plan de respuesta a emergencias del lugar, entre otras características. El manejo de las multitudes se arraiga en la necesidad de evacuar de manera segura a los ocupantes durante una emergencia de incendio no planificada, aunque actualmente esto ha evolucionado en un enfoque que considera todo tipo de peligros para emergencias relacionadas con incendios, emergencias sin fuego y situaciones que no sean de emergencia. A fin de prepararse para grandes eventos de reunión pública, el personal responsable del manejo de las multitudes debe evaluar acciones específicas, necesarias para diversas situaciones, niveles de ocupación previstos, idoneidad de los medios de ingreso y egreso, y comportamiento humano previsto.

Desafío para el manejo

Como si esto no fuera suficiente, el personal responsable del manejo de multitudes debe también estar preparado para eventos no previstos—momentos donde las circunstancias pueden cambiar rápidamente, influyendo en la dinámica de las multitudes en tiempo real y requiriendo acciones inmediatas por parte del personal responsable.

Si bien un deficiente manejo de los eventos multitudinarios rutinariamente resulta en heridos y víctimas fatales en la población civil, pueden emplearse modernas herramientas y tecnologías para la mejora de las estrategias de manejo de multitudes. Las tecnologías existentes y las simulaciones diseñadas para evaluar la densidad y la dinámica de las multitudes pueden ser de utilidad, pero en general son costosas y su implementación representa un desafío, solamente con una precisión cuestionable que brinda escasa asistencia al personal responsable del manejo de las multitudes.

051
La herramienta de manejo de multitudes que está siendo desarrollada por NFPA puede analizar una fotografía o videoclip de una multitud y generar un mapa de calor que ilustra las áreas de más alta densidad. 
051 01
Este análisis en tiempo real puede contribuir con los funcionarios de la seguridad en la toma de decisiones que podrían salvar vidas.

 

La herramienta de monitoreo de multitudes basada en la web de NFPA, por el contrario, se centra en superar estos desafíos y emplea modernas tecnologías y algoritmos para evaluar, a lo largo del tiempo, el movimiento de las multitudes en espacios de alto riesgo. Puede accederse a la herramienta con una laptop, una tableta o un teléfono móvil. Los usuarios simplemente suben una imagen fija o un breve videoclip al sitio, o conectarse a una transmisión de señal de video. Para imágenes fijas, la herramienta puede hacer una evaluación del recuento de la multitud en un área determinada. Para opciones de video, la herramienta puede capturar fotogramas individuales a un intervalo especificado por el usuario, que va de uno a treinta segundos, o manualmente, según se prefiera. La captura del fotograma es luego evaluada por el modelo, que predice el recuento y provee un mapa de la densidad de la multitud, que el usuario recibe en alrededor de cinco segundos. Los recuentos son posteriormente graficados en el sello de hora de cada captura, basándose en el intervalo especificado por el usuario, y se exhiben para identificar las tendencias en la densidad de la multitud. Los ensayos previos han sido muy prometedores; la herramienta ha mostrado precisión cuando las personas estaban en primer plano o en el fondo—una mejora importante respecto de los modelos previos, que solían buscar imágenes de personas completas y tenían dificultades para identificar personas que estaban oscurecidas.

Nuestra herramienta se basa en un concepto conocido como visión artificial, un subconjunto de la informática que nos permite enseñar a las computadoras a reconocer objetos en una determinada escena. Dentro de las comunidades de la visión artificial y el aprendizaje profundo, este proceso es definido como reconocimiento de escenas congestionadas (congested scene recognition o CSR), que tiene dos objetivos principales: hacer el recuento de la cantidad de personas en una multitud e identificar su distribución espacial. La segunda parte es especialmente importante para los gerentes de instalaciones, ya que dos escenas diferentes con la misma cantidad de personas pueden tener distribuciones considerablemente diferentes.

Estamos probando la viabilidad y funcionalidad de nuestro prototipo inicial, que incluye la precisión de las estimaciones en una multitud, puntualidad de los informes, valor de la información, facilidad de implementación y uso, factibilidad económica y demanda computacional. Tenemos la esperanza de que esta herramienta ponga al manejo de multitudes centrado en la información dentro del alcance de los funcionarios de la seguridad que han visto que las versiones previas son costosas, imprecisas o problemáticas de alguna otra manera. Es en parte por eso que intencionalmente elaboramos la herramienta con el uso de plataformas de código abierto y lenguajes de programación para fines generales, donde el código fuente es de libre disponibilidad.

Los riesgos asociados con grandes multitudes en diversos lugares no desaparecerán nunca, y el personal responsable del manejo de multitudes siempre afrontará enormes responsabilidades que no pueden ser reemplazadas solamente por la tecnología. Pero tenemos la esperanza de que nuevas herramientas y tecnologías pueden ofrecerle al personal a cargo del manejo de las multitudes en tiempo real la información relevante que necesitan para tomar decisiones en fracciones de segundos y mantener a las personas seguras.

VICTORIA HUTCHISON es gerente de proyectos de investigación de Fire Protection Research FoundationFREDERICK MACDONALDcientífico de datos de NFPA, ha colaborado en la redacción de este artículo.