Un mundo de oportunidades

 

Artículo Seleccionado >>

Un mundo de oportunidades

Por Molly Mowery

La NFPA expande su alcance para dar abordaje al problema global de los incendios forestales

En años recientes, trágicos eventos de incendios forestales en el mundo han copado el centro de la atención pública a nivel internacional. Veamos algunos titulares del año pasado: "Los incendios forestales encienden a Rusia: en Moscú mueren 700 personas por día debido a la nube tóxica que duplica la tasa de mortalidad"; "Bolivia declara estado de emergencia por incendios forestales"; "El número de víctimas de incendios forestales en Israel trepa a 40"; "Incendio de pastizales da muerte a 22 personas en el Tíbet"; Incendios Forestales: Gran Bretaña estalla en llamas." Recientes y significativos incendios forestales en países desde Australia, hasta Canadá y Grecia, han puesto énfasis en el mensaje sobre la globalidad de un problema que no está desapareciendo. Las razones detrás de estos incendios son intensamente debatidas. La creciente evidencia del cambio climático, que trae aparejado un aumento de sequías en diversas regiones, podría ciertamente ser un factor de relevancia.



Las causas humanas también tienen un rol. De los más de 700 incendios forestales que se produjeron en Rusia durante el verano 2010, se informó que la mayoría comenzó por causas humanas no intencionales: personas quemando basura, arrojando cigarrillos, o descuidando la adecuada extinción de fogatas o asados. Otras razones, tales como la quema deliberada para propósitos de agricultura o de designación de la propiedad de terrenos, pueden dar por resultado incendios forestales igualmente devastadores.

Indonesia es un ejemplo del extremo. En 1997, la combinación de prácticas agrícolas de tala y quema así como también de incendios premeditados con el propósito de reclamar la propiedad de tierras, dieron como resultado incendios que no pudieron controlarse por meses, arruinando más de 20 millones de acres (8.1 millones de hectáreas). El impacto del humo generado por tales incendios se extendió hasta Brunei, Tailandia, Vietnam, y Filipinas. En los EEUU, la actividad humana también está fuertemente vinculada a los incendios forestales. De los casi 72,000 incendios forestales reportados el año pasado por el Centro Nacional Interinstitucional de Incendios, casi 65,000 fueron listados como ocasionados por la mano del hombre.

Agravando el problema de los incendios forestales, se encuentra el hecho de que cada vez más personas se están trasladando voluntariamente hacia áreas propensas a incendios forestales. En los EEUU y Canadá, las preferencias por estilos de vida y patrones de desarrollo, han arrojado como resultado la construcción de una gran cantidad de nuevas viviendas en entornos suburbanos y rurales propensos a incendios forestales, áreas conocidas como Interfaz Urbano-Forestal o WUI (Wildland-Urban Interface). Este tipo de patrón de desarrollo es compartido por muchos otros países, especialmente Australia, donde grandes extensiones de ciudades tales como Melbourne y Sydney se han expandido hacia el monte. Otro tipo de crecimientos de WUI, tales como los ocurridos en Sudáfrica, son el resultado de establecimientos informales, a medida que las poblaciones más pobres son empujadas hacia los márgenes urbanos y hacia el interior de las mismas áreas de alto riesgo de incendio forestal. Los entornos de la interfaz urbano-forestal presumen de encontrarse más en la naturaleza y menos en la ciudad, lo que también significa más árboles, más pastizales, más monte y otros combustibles que son propensos a arder cuando ocurre un incendio forestal. También significa que una mayor cantidad de hogares y personas, incluidos bomberos, se exponen a los riesgos de un incendio forestal.

Las condiciones del cambio climático, patrones de asentamiento, y el comportamiento humano, continuarán presentando desafíos para el manejo de los incendios forestales. La NFPA reconoce estos desafíos y está haciendo esfuerzos estratégicos con el fin de reforzar su contribución a la seguridad contra incendios forestales tanto en el plano nacional como internacional.

Como evidencia del apoyo de la organización, la NFPA creó en el año 2010 una División de Operaciones para Incendios Forestales. Mi rol como gerente del programa dentro de la división, incluye la coordinación de nuestro alcance internacional. Si bien esto significa que gran parte de mi trabajo la realizo afuera, estoy aprendiendo en forma directa, sobre el espectro de las amenazas de la WUI que enfrentan estas comunidades. También tengo el beneficio de ver lo que los diferentes países están haciendo para dar abordaje al riesgo que enfrentan, mediante la implementación de sólidos principios de seguridad contra incendios forestales, además de compartir aprendizajes con profesionales de la protección contra incendios en su emprendimiento de crear comunidades más seguras. 

Fundaciones fructíferas
Desde su creación, la División de Operaciones para Incendios Forestales ha estado elevando activamente el perfil de la NFPA como autoridad en lo concerniente a la mitigación de incendios forestales. La división ya ha iniciado estudios para evaluar la efectividad de las reglamentaciones para la WUI, y ha comenzado a trabajar con otros asociados, incluido el Servicio Forestal de los EEUU, la Asociación Internacional de Jefes de Bomberos y el Consejo Publicitario, con el fin de promover el concepto de las Comunidades Adaptadas a Incendios Forestales. Es este un programa que provee información y recursos para las comunidades del país, con el fin de prepararlas para afrontar los riesgos de incendios forestales y para que trabajen y colaboren para asegurar una forma de vida más segura en la WUI. Estos esfuerzos se incorporan a la implementación en curso del altamente exitoso programa nacional Firewise®, que alienta soluciones locales para la seguridad contra incendios forestales mediante la participación de propietarios de viviendas, líderes comunales, bomberos, desarrolladores y otros, en un esfuerzo por proteger a las personas y las propiedades de los riesgos de incendios forestales. El programa Firewise enseña a los residentes a preparar sus hogares, parques y vecindarios, para reducir la posibilidad de ignición durante un incendio forestal, pasos que incluyen limpiar residuos y pastizales, limpiar alcantarillas, regar jardines, actualizar ventanas y reemplazar techos vulnerables. Más de 700 comunidades de los EEUU han sido reconocidas por el Firewise Communities/USA® recognition program. (Programa de Reconocimiento de Comunidades Firewise de los EEUU)

A medida que la División de Operaciones para Incendios Forestales se encamina hacia nuevas iniciativas internacionales, cobra fuerza dada las fructíferas relaciones construidas en la década pasada. Durante ese período, el personal de la NFPA ha viajado hacia el Reino Unido, Canadá y Australia para aprender sobre los esfuerzos locales que dieron tratamiento a los riesgos de incendios forestales y para compartir las mejores prácticas del Programa de Comunidades Firewise. También hemos asistido a conferencias sobre incendios forestales dirigidas a audiencias internacionales, y hemos dado la bienvenida a delegados de Grecia, Sudáfrica y Australia en las conferencias de NFPA Backyards & Beyond (Más allá del patio trasero).

Estos esfuerzos han permitido que las asociaciones florezcan. Un primer ejemplo es el trabajo que estuve realizando con la asociación canadiense sin fines de lucro Partners in Protection (PiP), una red de profesionales contra incendios de la interfaz urbano forestal de las provincias de Canadá. El trabajo de PiP incluye el desarrollo y administración de FireSmart®, un programa que brinda información y herramientas a las comunidades y propietarios de Canadá para hacer frente a las cuestiones vinculadas a la protección contra incendios forestales. Desde el año 2006, PiP se ha comunicado con la NFPA para saber más sobre nuestro programa Firewise y para conocer la experiencia aplicable a FireSmart. En el último año, Sean Tracey, director regional de NFPA en Canadá y yo, decidimos dar el siguiente paso: juntos, trabajamos con PiP con el fin de formalizar una relación entre las dos asociaciones. En febrero, firmamos un Acuerdo de Cooperación entre PiP y NFPA, con la intención de dar apoyo a la misión compatible de cada organización para beneficiar a las comunidades de Norte América. Desde entonces, he estado trabajando en la Junta Directiva de PiP, fomentando las comunicaciones en curso entre nuestra división y dicha organización. En el año 2012, Tracey y yo comenzaremos a colaborar con PiP en el desarrollo de un programa de reconocimiento de Comunidades FireSmart para Canadá, similar al programa de reconocimiento de comunidades Firewise de los EEUU.

Tracey está igual de entusiasmado respecto de esta nueva relación y nos cuenta: "El respaldo de la NFPA a PiP es una importante colaboración que permitirá a ambas organizaciones compartir abiertamente investigaciones, mejores prácticas y experiencias recogidas relacionadas con la ciencia y mitigación de incendios forestales, resultando en un beneficio para el público. También destaca que la NFPA busca el apoyo de PiP para incluir los principios de diseño FireSmart en la venidera edición 2015 del Código Nacional de Construcción de Canadá. Normas tales como la NFPA 1144, Reducción de riesgos de ignición estructural en incendios forestales, podrían ser incorporadas y podría requerirse su aplicación en las áreas de alto riesgo.

Desde la perspectiva de PiP, ésta es una oportunidad que surge de la necesidad de elevar el interés profesional y la conciencia sobre los desafíos de los incendios forestales en Canadá. "Estar asociados a un líder mundial en la prevención de incendios y seguridad humana implica un mayor reconocimiento y credibilidad para PiP," cuenta Kelly O’Shea, directora ejecutiva de Partners in Protection. "Estamos deseosos de trabajar con NFPA para hacer frente a los desafíos de los incendios en la interfaz urbano-forestal."

Expectativas para el futuro
En mayo, acompañé a Michele Steinberg, gerente del programa Firewise, en un viaje a Sun City, Sudáfrica, para la Quinta Conferencia Internacional sobre Incendios Forestales, o "Wildfire 2011." Más de 700 delegados de 73 países se reunieron para participar de la conferencia y debatir sobre el impacto global de los incendios forestales. El viaje se convirtió en una oportunidad fundamental para compartir las últimas novedades del programa de incendios forestales de la NFPA y para aprender más sobre los éxitos y desafíos de la mitigación de incendios forestales en todo el mundo. Muy destacables resultaron los éxitos de Sudáfrica en la implementación de sus esfuerzos Firewise, conocidos como Firewise SA.

Iniciado mediante el trabajo con el Programa de Incendios y fundado por el gobierno sudafricano, Firewise SA es un programa de alcance comunitario que crea conciencia sobre los riesgos de los incendios forestales y educa a las comunidades en la prevención de incendios. Sudáfrica estima que más del 90 por ciento de sus incendios forestales y sabaneros son producto de la mano del hombre, y la necesidad de dar alcance a las comunidades es clara. Los materiales y la capacitación Firewise SA han sido hechos a medida para considerar a las poblaciones con acceso limitado a la electricidad y a los equipos de supresión de incendios, así como se ha enfrentado el desafío de múltiples idiomas y bajos índices de alfabetización.

Val Charlton, gerente nacional del programa Firewise SA, atribuye gran parte del éxito del programa a la posibilidad de acceso al programa de NFPA Firewise. "Hemos ahorrado literalmente millones de dólares adoptando el programa Firewise de EEUU y sus materiales para nuestro propio uso," dice Charlton. "Esto nos permitió comenzar nuestro programa rápidamente, empezando a trabajar desde un modelo que sabíamos que ya funcionaba exitosamente."

Existe un vasto potencial en esta clase de relacionamiento para que continúe y se expanda en todo el mundo. La NFPA ya está aportando ideas junto a Firewise SA y PiP para construir una red global de profesionales de mitigación de incendios forestales, en donde podamos compartir información a escala internacional y beneficiarnos con un nivel de respaldo global. No existe nada como esto en la actualidad, y existe la oportunidad y la necesidad real para esta clase de red.

Mientras tanto, la División de Operaciones para Incendios Forestales está desarrollando un paquete internacional Firewise introducir conceptos para la protección de viviendas para presentar ante las nuevas audiencias globales. La conferencia educativa de este año sobre seguridad contra incendios forestales Backyards & Beyond en Denver también presentó más sesiones internacionales.

A medida que el rol de la NFPA continúa expandiéndose en el campo de los incendios forestales, tenemos mucho trabajo por hacer. Pero mediante el fortalecimiento de las relaciones, el compartir información y mejores prácticas y el apoyo a los esfuerzos internacionales que dan tratamiento a la seguridad contra incendios forestales, también vemos un mundo de oportunidades.

Molly Mowery es gerente del programa de la División de Operaciones para Incendios Forestales de la NFPA.

Compartir:

Nosotros

 

Quiénes Somos

 

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

 

 

 

 

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies