Mantenimiento de su sistema de suministro de energía de emergencia es fundamental, especialmente durante la temporada de huracanes

Mantenimiento de su sistema de suministro de energía de emergencia es fundamental, especialmente durante la temporada de huracanes

12 Oct 2020

Según la Agencia de Información de Energía de los Estados Unidos, casi todos los usuarios de electricidad experimentan al menos un corte de servicio eléctrico cada año. En promedio, cada interrupción dura 60 minutos o más.

Como estamos en el pico de la temporada de huracanes que parece empeorar año tras año y algunas redes imponen apagones continuos debido a una tensión en la red y para reducir el riesgo de incendios forestales, es más importante que nunca que nos preparemos para una pérdida de energía en nuestros edificios. Los sistemas de energía de emergencia y de reserva son una parte integral del enfoque de protección contra incendios y seguridad humana dentro de un edificio porque brindan respaldo confiable a la empresa de servicios públicos y suministran electricidad a los sistemas críticos del edificio, como bombas contra incendios, iluminación de emergencia, ascensores, sistemas de alarma contra incendios y otros equipos críticos durante una interrupción del servicio público.

Sistema de suministro de energía de emergencia
Cada sistema de suministro de energía de emergencia comprende subsistemas complejos con muchos componentes internos, todos los cuales son necesarios para un funcionamiento confiable a fin de proporcionar energía de emergencia en caso de que se pierda la energía primaria de un edificio. La falla de uno o más de estos subsistemas podría comprometer la capacidad del sistema de energía de emergencia para suministrar electricidad en caso de emergencia. El mantenimiento diligente del sistema de suministro de energía de emergencia de un edificio, incluidas las inspecciones de rutina, las pruebas del sistema y el mantenimiento frecuente, ayuda a garantizar un funcionamiento adecuado.

Fuente de alimentación de emergencia
La fuente de alimentación de emergencia es lo que proporciona la energía de emergencia en el sistema. Las fuentes de alimentación están diseñadas para garantizar que puedan proporcionar suficiente energía a todos los sistemas del edificio que requieren energía de emergencia. La forma más común de energía de emergencia es un generador alimentado por diésel, gas natural, propano o gasolina.

¿Tengo que completar las pruebas de inspección y mantenimiento?
Los requisitos de NFPA 110, Norma para Sistemas de Energía de Reserva y de Emergencia (disponible en español) cubren la instalación, operación, mantenimiento y pruebas para el desempeño adecuado del sistema de suministro de energía de emergencia. Los requisitos de esta norma se invocan por referencia directa en varios códigos y normas importantes, incluidos NFPA 101®, NFPA 99®, NEC® y el Código Internacional de Construcción.

¿Qué implican las pruebas de inspección y mantenimiento de mi sistema de suministro de energía de emergencia?
En primer lugar, es importante tener en cuenta que todas las inspecciones, pruebas y mantenimiento (IPM) tienen que ser realizadas por una persona calificada. Esta es una persona que tiene habilidades y conocimientos relacionados con la operación, mantenimiento, reparación y prueba de los equipos e instalaciones de SSEE y ha recibido capacitación en seguridad para reconocer y evitar los peligros involucrados. Dicho esto, algunas de estas pruebas pueden ser completadas por un propietario competente o la administración de la instalación con la capacitación adecuada, o se puede contratar a un contratista independiente.

Para la IPM en el sistema de suministro de energía de emergencia, es importante seguir todas las recomendaciones e instrucciones del fabricante, así como los requisitos específicos de la autoridad competente. Aquí la atención se centrará en los principales requisitos de IPM que se encuentran en el Capítulo 8 de NFPA 110.

Algunas de las consideraciones clave para IPM se analizan en detalle a continuación, pero, en general, el sistema de suministro de energía de emergencia necesita ser inspeccionado semanalmente, ejercitarse mensualmente y probarse al menos una vez cada 36 meses.

Interruptores de transferencia y equipo paralelo
Los interruptores de transferencia y el equipo en paralelo necesitan ser inspeccionados, dados de mantenimiento y probados, lo que incluye verificar las conexiones, buscar signos de sobrecalentamiento, eliminar la suciedad y el polvo y reemplazar los contactos cuando sea necesario y verificar que los controles del sistema funcionarán según lo previsto.

Baterías de almacenamiento
Las baterías de almacenamiento necesitan ser inspeccionadas semanalmente (incluidos los niveles de electrolitos y el voltaje de la batería) y recibir mantenimiento de acuerdo con las especificaciones del fabricante. Se debería realizar una prueba de carga de la batería trimestralmente y se necesita realizar un registro mensual de la gravedad específica del electrolito.

Combustible
Es necesario realizar una prueba de calidad del combustible al menos una vez al año para garantizar que el combustible no se esté degradando.

Ejercicio mensual
Es necesario realizar un ejercicio mensual bajo carga para garantizar que el sistema permanezca operativo. El grupo electrógeno nunca debería estar inactivo por períodos de tiempo porque una condición conocida como apilamiento húmedo puede ocurrir en grupos electrógenos (específicamente diésel) que no funcionan bajo carga. El apilamiento húmedo ocurre cuando el combustible no quemado puede pasar a través de la cámara de combustión y acumularse dentro del escape del motor. Se debería utilizar el siguiente procedimiento para ayudar a registrar cada ejercicio mensual:

  • Registre el tiempo de ejecución en el medidor de tiempo de ejecución
  • Simule una falla de energía normal desde el interruptor de prueba en el interruptor de transferencia automática o abriendo la fuente de alimentación normal
  • Observe y registre el retraso de tiempo en el inicio
  • Registre el tiempo de arranque
  • Transfiera la carga al generador
  • Registre el voltaje, la frecuencia, el amperaje y los kW de CA
  • Registre la presión de aceite inicial y la velocidad de carga de la batería
  • Registre la presión del aceite, la velocidad de carga de la batería y la temperatura del agua o del aire después de 15 minutos de funcionamiento.
  • Regrese el interruptor de prueba a la posición normal o restablezca el suministro de energía normal después de un tiempo mínimo de funcionamiento de 30 minutos
  • Registre el motor principal y los instrumentos de CA justo antes de la transferencia
  • Registre el tiempo de retraso en la retransferencia
  • Registre el tiempo de demora en el apagado para las unidades así equipadas
  • Coloque la unidad en modo de funcionamiento automático

Al realizar la prueba, es importante prestar atención a la temperatura ambiente máxima en la sala del generador y asegurarse de que no supere el máximo especificado por el fabricante, así como asegurarse de que las contraventanas (si se proporcionan para combustión y ventilación del aire) funcionan correctamente y no están bloqueadas.

Prueba de 36 meses
Los sistemas de suministro de energía de emergencia de nivel 1 (SSEE) (el nivel 1 significa que la falla del SSEE podría provocar la pérdida de vidas humanas o lesiones graves, los sistemas de nivel 2 son aquellos en los que una falla es menos crítica para la seguridad vital y humana) necesitan ser probados al menos una vez cada 36 meses durante la duración de la clase asignada, pero no se requiere que exceda las 4 horas. La intención de este requisito es proporcionar una seguridad razonable de que el SSEE con todos sus subsistemas auxiliares es capaz de funcionar durante la duración de su clase asignada con su carga de funcionamiento. La clasificación de clase de un sistema de suministro de energía de emergencia indica la duración para la que está diseñado para funcionar sin repostar, por ejemplo, una Clase 2 está diseñada para funcionar durante 2 horas sin repostar, y una clase 48 está diseñada para funcionar 48 horas sin repostar.

Registros
Al igual que con todos los IPM que se realizan en sistemas de protección contra incendios y seguridad humana, es necesario crear y mantener registros para todas las inspecciones, pruebas operativas, ejercicios, reparaciones y modificaciones.

Mantenimiento
El SSEE necesita recibir mantenimiento de acuerdo con las instrucciones del fabricante para garantizar que el sistema sea capaz de suministrar energía dentro del tiempo especificado para el tipo (ver tabla a continuación) y durante el tiempo requerido por la clase. Si se realiza algún mantenimiento en cualquier parte del sistema de suministro de energía de emergencia, se necesita realizar una prueba operativa de 30 minutos después de que se haya realizado el mantenimiento o la reparación para garantizar que el sistema aún esté operativo.

¿Está realizando todos los IPM necesarios en su sistema de suministro de energía de emergencia? ¿Tiene un momento en el que perdió energía en su edificio y utilizó energía de emergencia?

¿Quiere obtener más información sobre cómo inspeccionar, probar y dar mantenimiento a la iluminación de emergencia? Consulte un artículo que escribí en NFPA Journal en Español sobre cómo verificar la iluminación de emergencia y las marcas de salida al reabrir un edificio.

Si este artículo le resultó útil, suscríbase al boletín Nexo NFPA para obtener contenido mensual y personalizado relacionado con el mundo de los incendios, la electricidad y la seguridad humana y de la construcción.

Shawn Mahoney, P.E., es ingeniero de Servicios Técnicos de NFPA.

Compartir:

Deja tu comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies