Tres cambios clave en el Código Eléctrico Nacional de 2020 que ayudan a que las cocinas sean más seguras para las familias

Tres cambios clave en el Código Eléctrico Nacional de 2020 que ayudan a que las cocinas sean más seguras para las familias

12 Oct 2020

Si su cocina se parece en algo a la nuestra, estará de acuerdo en que se ha convertido más en un lugar de reunión para la familia que nuestras propias salas de estar. Si bien puede ser difícil equiparar las estadísticas reales con el tiempo pasado en la cocina, hay pocas dudas de que se pasan más y más horas aquí, especialmente ahora que el mundo se enfrenta a la pandemia del COVID-19 y la gente sigue evitando los restaurantes en el futuro inmediato y optan por hacer más cocina y entretenimiento en casa. Pero, así como nunca cortaríamos una cebolla con una venda en los ojos, también tenemos que mantener los ojos bien abiertos a los posibles peligros eléctricos en la cocina.

En los casi 125 años de su existencia, el Código Eléctrico Nacional® (NEC®) ha trabajado para ayudar a proteger tanto a las personas como a la propiedad de los peligros que surgen debido al uso de la electricidad. Cada tres años, el NEC se revisa en función de los aportes que a menudo se derivan del conocimiento, las experiencias y los avances tecnológicos que pueden ayudar a mejorar la seguridad. Un gran ejemplo de cómo el NEC hizo un cambio que tuvo un impacto significativo en la seguridad es cuando los requisitos de enchufes con interruptor de circuito por falla a tierra (GFCI) se introdujeron por primera vez en 1973, que luego se requerirían para los enchufes exteriores. Desde entonces, cuando se trata de GFCI, también se han incluido otras áreas clave del hogar y otras ubicaciones y requisitos como baños (1975), garajes (1978) y cocinas (1987) para ayudar a mejorar la seguridad. ¿Por qué la evaluación y mejora continua de la seguridad? El mundo en constante cambio hace de la seguridad una aventura continua, no un destino. Cuando se trata de seguridad, no podemos dormirnos en los laureles de lo que hemos hecho; tenemos que evaluar y mejorar constantemente para ayudar a proteger a las personas y la propiedad. El ciclo de revisión del NEC 2020 ha hecho precisamente eso cuando se trata de seguridad en cocinas residenciales.

Como mencioné, la protección GFCI ha sido una parte clave del NEC ayudando a garantizar la seguridad que se ha mejorado durante varios ciclos del NEC que se remontan a la década de 1970. La última revisión no fue una excepción a los avances en la protección GFCI:

  • La sección 210.8 (A) del NEC se ha ampliado en la edición 2020 para incluir no sólo enchufes de 125 voltios, sino que ahora incluye enchufes de hasta 250 voltios. Eso significa que los enchufes que operan a 250 voltios, como los de una cocina eléctrica, ahora necesitarían protección GFCI, pero sólo si se instala dentro de los seis pies del borde del fregadero. El diseño y la distribución de la cocina, específicamente la ubicación de los electrodomésticos en relación con la ubicación del fregadero, ciertamente pueden tener un impacto en cuanto a si se requiere protección GFCI en estas aplicaciones.
  • Otra revisión de la protección GFCI en el NEC 2020 es la sección 422.5 (A) que trata sobre los aparatos que requieren protección GFCI. Esta sección fue revisada para incluir lavavajillas. ¡Sí, lavavajillas! Es difícil creer que un electrodoméstico que funciona tan de cerca con la electricidad y el agua no haya requerido protección GFCI antes, pero la buena noticia es que ahora sí.
  • Los requisitos del enchufe de la isla de cocina también experimentaron una revisión importante durante el ciclo de revisión del NEC 2020. En versiones anteriores del NEC, la sección 210.52 (C) (2) requería que se instalara al menos un enchufe dentro de una isla de cocina que tuviera una encimera (mesada) con una dimensión larga de 24 pulgadas (61 cm) o más y una dimensión corta de 12 pulgadas (30.5 cm) o más. Dentro de la misma sección del NEC 2020, se ha revisado para requerir al menos un enchufe dentro de los primeros nueve pies cuadrados (1 m2) o fracción del mismo, de una encimera de isla y un enchufe adicional por cada 18 pies cuadrados (1.7 m2) más o fracción del mismo. Un requisito adicional establece que al menos un enchufe debería estar ubicado a menos de dos pies (61 cm) del extremo exterior de la encimera de una península. La imagen de ejemplo a continuación muestra cómo una encimera de isla de 9 ½ pies por 3 pies (290 cm x 91 cm) ahora requerirá tres enchufes en total para cumplir con los nuevos requisitos.

GFCIs en islas de cocina

Esto puede parecer una gran dimensión para una isla, pero hoy en día es bastante común ver una isla de este tamaño, o más grande, que es el foco principal de la cocina y se utiliza para muchas tareas. Tener una cantidad adecuada de enchufes no solo para cocinar, sino para enchufar cargadores de teléfonos, computadoras portátiles, etc., brindará más capacidad para alimentar dispositivos y electrodomésticos sin la necesidad de utilizar cables de extensión o divisores de energía.

Si bien es posible que su municipio local aún no esté utilizando el NEC 2020, estas revisiones tendrán un impacto en la forma en que se conectan las cocinas residenciales cuando se adopte. Comprender estos cambios ahora le dará la oportunidad de minimizar el impacto en el futuro, lo que le permitirá saber qué se requerirá y podrá planificar con anticipación.

Si este artículo le resultó útil, suscríbase al boletín Nexo NFPA para obtener contenido mensual y personalizado relacionado con el mundo de los incendios, la electricidad y la seguridad humana y de la construcción.

Por Corey Hannahs, Especialista en Contenidos Eléctricos en NFPA

Compartir:

Deja tu comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies