La importancia de las alarmas de humo, la planificación de evacuación y los rociadores siguen siendo mensajes críticos

La importancia de las alarmas de humo, la planificación de evacuación y los rociadores siguen siendo mensajes críticos

11 Nov 2020

La seguridad en la cocina fue el foco de la campaña de la Semana de Prevención de Incendios de este año por una buena razón: cocinar es la principal causa de incendios y lesiones en el hogar en los Estados Unidos y la segunda causa principal de muertes por incendios. Si bien todos han estado trabajando diligentemente para educar mejor al público sobre las causas comunes de los incendios en la cocina casera y las formas de prevenirlos, también es importante abordar las alarmas de humo y la planificación de escape en el hogar cuando y donde sea posible.

Tenga en cuenta estos puntos clave cuando hable de alarmas de humo, planificación y práctica de escape en el hogar, así como rociadores contra incendios en el hogar:

Detectores de humo: los detectores de humo son su primera línea de defensa. Tener detectores de humo operativos en su hogar reduce el riesgo de morir en un incendio en un 54 por ciento en comparación con hogares sin detectores de humo o alarmas que no se encuentren operativas. Asegúrese de que las alarmas de humo estén instaladas, probadas y mantenidas correctamente, de la siguiente manera:

  • NFPA requiere al menos una alarma de humo en cada nivel de la casa, en cada dormitorio y cerca de todas las áreas para dormir.
  • Pruebe las alarmas de humo mensualmente presionando el botón de prueba.
  • Reemplace las baterías de la alarma de humo cuando comiencen a chirriar, lo que indica que las baterías se están agotando.
  • Considere instalar alarmas interconectadas, de modo que cuando suene una alarma de humo, todas lo hagan.
  • Las alarmas de humo no duran para siempre; es necesario reemplazarlas cada 10 años o antes si no funcionan correctamente.

Planificación y práctica de la evacuación del hogar: Las casas de hoy se queman más rápido que nunca. En un incendio residencial típico, puede tener tan solo uno o dos minutos para escapar de manera segura desde el momento en que suena la alarma de humo. Usar ese tiempo con prudencia es fundamental para la protección contra incendios, pero requiere planificación y práctica.

Desarrollar un plan de escape en caso de incendio doméstico con todos los miembros de su hogar y practicarlo con regularidad, al menos dos veces al año, ayuda a garantizar que todos sepan qué hacer cuando suene la alarma de humo. Un plan de escape de la casa incluye lo siguiente:

  • Dos vías de evacuación de cada habitación, normalmente una puerta y una ventana.
  • Un camino de cada salida al exterior.
  • Un lugar de encuentro afuera frente a la casa donde todos se encontrarán al salir.
  • Todos en la casa saben cómo llamar al departamento de bomberos una vez que estén a salvo afuera.
  • Recordando que una vez que se está afuera, es necesario quedarse afuera. Nunca regrese a un edificio en llamas.

Utilice nuestra cuadrícula de planificación de escape en el hogar para ayudar a las personas a crear y practicar un plan de escape en el hogar.

Rociadores contra incendios en el hogar: La presencia de rociadores contra incendios en el hogar puede aumentar las posibilidades de sobrevivir a un incendio en doméstico en un 87 por ciento. Las personas de 65 años o más corren el mayor riesgo de morir en un incendio doméstico, mientras que los niños, las mascotas y las personas con discapacidades también corren un mayor riesgo.

Si bien las técnicas de construcción más recientes brindaron grandes beneficios a lo largo de los años, la construcción liviana sin protección combinada con materiales sintéticos y planos de planta abiertos puede provocar incendios que arden más rápido y a temperaturas más altas. Ser alertado rápidamente con alarmas de humo y controlar el fuego tan pronto como se detecte con los rociadores contra incendios en el hogar son una parte integral de una estrategia de protección contra incendios domésticos, junto con un plan de escape practicado, puede minimizar la probabilidad de tragedia en la que puedan incurrir los incendios.

Susan McKelvey es gerente de comunicaciones en NFPA

Compartir:

Deja tu comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies