Los incendios en estructuras de viviendas e incluso las muertes por incendios en viviendas son demasiado comunes en las noticias

Los incendios en estructuras de viviendas e incluso las muertes por incendios en viviendas son demasiado comunes en las noticias

08 Dic 2021

Las historias de incendios de estructuras de viviendas e incluso muertes por incendios de viviendas son demasiado comunes en las noticias. Durante 2015 a 2019, los departamentos de bomberos de los Estados Unidos acudieron a un promedio estimado de 346,800 incendios de estructuras de viviendas por año (informe en inglés). Estos incendios causaron un promedio anual de 2,620 muertes de civiles; 11,070 civiles heridos por incendios; y US$7.3 mil millones en daños directos a la propiedad. Aproximadamente las tres cuartas partes de las muertes y lesiones civiles por incendios fueron causadas por incendios residenciales.

Las viviendas están mucho menos reguladas que la mayoría de las ocupaciones. Necesitamos entender cómo ocurren estos incendios y cómo se pueden prevenir o mitigar. Y necesitamos hacer de la prevención una prioridad.

Los incendios residenciales reportados alcanzaron su punto máximo de 5:00 a 8:00 p.m., cuando muchas personas regresan a casa del trabajo, preparan la cena o participan en otras actividades domésticas. Solo una quinta parte de los incendios se reportaron entre las 11:00 p.m. y las 7:00 a.m. (19 por ciento), pero estos incendios causaron la mitad de las muertes por incendios residenciales (49 por ciento).

La mayoría de los incendios en el hogar y las muertes por incendios se debieron a una de cinco causas: cocinar (49 por ciento de los incendios y 20 por ciento de las muertes), equipo de calefacción (13 por ciento de los incendios y 19 por ciento de las muertes), distribución eléctrica y equipo de iluminación (9 por ciento de los casos y 16 por ciento de las muertes), provocación intencional de incendios (7 por ciento de los incendios y 15 por ciento de las muertes) y materiales para fumar (5 por ciento de los incendios y 23 por ciento de las muertes).

Es fácil distraerse al cocinar. Podemos olvidarnos de la cantidad de calor que estamos usando. A veces, incluso nos olvidamos de que tenemos comida en la estufa.

El equipo de calefacción fue la principal causa de muerte por incendio en viviendas unifamiliares y bifamiliares. Estos incidentes suelen ocurrir cuando un calentador de espacio está demasiado cerca de algo que podría incendiarse.

El equipo de distribución eléctrica o iluminación fue la principal causa de daños a la propiedad por incendios en el hogar. Los cables o enchufes estuvieron involucrados en solo el 1 por ciento de los incendios residenciales, pero el 7 por ciento de las muertes. Los cables de extensión dominaron la categoría de cables o enchufes.

El 8 por ciento de los incendios residenciales que comenzaron en la habitación y el 3 por ciento que comenzaron en la sala de estar causaron cada uno el 25 por ciento de las muertes por incendios residenciales. El treinta y seis por ciento de las muertes por incendios en habitaciones y el 33 por ciento de las muertes en salas de estar fueron el resultado de incendios iniciados por fumar.

Las alarmas de humo operativas pueden proporcionar un valioso tiempo de escape. Las alarmas de humo estuvieron presentes en el 74% de los incendios residenciales reportados. Las alarmas de humo funcionaron en el 89 por ciento de los incendios en los que estaban presentes y el incendio se consideró lo suficientemente grande como para activarlas. Sin embargo, casi tres de cada cinco muertes por incendios en el hogar se debieron a incendios en los que no había alarma de humo (41 por ciento) o al menos una alarma estaba presente pero no funcionó (16 por ciento).

Para beneficiarse de la alerta temprana, los ocupantes tienen que estar al tanto de la alarma y actuar de inmediato. Es posible que las personas con discapacidad no puedan actuar o actuar con la suficiente rapidez para salvarse a sí mismas. Los rociaores pueden controlar un incendio hasta que llegue la ayuda. Sin embargo, solo el 7 por ciento de los incendios residenciales reportados se produjeron en propiedades con rociadores.

Hemos avanzado. Los incendios en el hogar y las muertes por incendio en el hogar reportados en 2020 son aproximadamente la mitad de lo que eran en 1980. Las tasas de muerte por incendio y en el hogar en base a la población son aproximadamente un tercio de lo que eran en ese entonces. Sin embargo, la tasa de mortalidad por cada 1,000 incendios residenciales reportados en 2020 fue un 2 por ciento más alta que en 1980. Estamos haciendo un mejor trabajo previniendo incendios que enfrentando incendios después de que comienzan.

Puedes acceder al informe completo y las tablas de apoyo (en inglés). Además de los detalles sobre los incendios residenciales en general, también se incluyen tablas sobre incendios en viviendas unifamiliares y bifamiliares e incendios en apartamentos y otras viviendas multifamiliares.

Y cuéntanos si estás viendo lo que estamos viendo. ¿Qué está funcionando en tu comunidad?

MARTY AHRENS es gerente de analysis de investigación de incendios en NFPA

suscribete Nexo blog CTA

Compartir:

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies