Inspección visual de rociadores

Inspección visual de rociadores

21 Abr 2022

NFPA 25, Norma para la Inspección, Prueba y Mantenimiento de Sistemas de Protección contra Incendios a Base de Agua, proporciona los criterios para las actividades de rutina que tienen que llevarse a cabo para garantizar que se pueda confiar en los sistemas de protección contra incendios a base de agua, como los sistemas de rociadores automáticos, en caso de incendio.

Estas actividades van desde la simple confirmación visual de algunas cosas, como la posición de la válvula y la temperatura de la habitación o del tanque de agua con mayor frecuencia, hasta actividades mucho más complejas, como pruebas de flujo completo y evaluaciones internas en intervalos más largos.

Este blog se centrará en los requisitos para la inspección visual de los propios rociadores. Consulta aquí para obtener más información sobre los diferentes tipos de rociadores.

¿Con qué frecuencia?

Una de las actividades requeridas es realizar una inspección visual anual de los rociadores. Una frecuencia anual se define como una vez al año con un mínimo de 9 meses y un máximo de 15 meses entre inspecciones. Consulta este blog para obtener más información sobre las frecuencias de IPM de NFPA 25.

Desde el piso

Una especificación clave de la norma es que estas inspecciones visuales de los rociadores están diseñadas para realizarse desde el nivel del piso. Esto significa que, por lo general, no se necesita equipo especial para estas inspecciones de rutina, como escaleras o elevadores. Para respaldar aún más este concepto, NFPA 25 establece claramente que los rociadores ubicados en espacios ocultos, como techos suspendidos, no requieren inspección.

La inspección visual no incluye ningún tipo de verificación del diseño o disposición del sistema de rociadores. Esto es cierto para todas las actividades de IPM especificadas por NFPA 25. Si es necesario hacer referencia a NFPA 13 para citar un problema, es probable que esté fuera del alcance de las actividades de inspección de NFPA 25. Algunos inspectores pueden proporcionar elementos relacionados con el diseño de un sistema si se notifican como un informe separado. Es responsabilidad del propietario realizar una evaluación del diseño si se han realizado cambios.

Fugas

Los rociadores que tengan fugas o que estén dañados deben reemplazarse sin probarlos. Los minerales disueltos y otros residuos en el agua pueden solidificarse a medida que el rociador tiene fugas, lo que dificulta el funcionamiento del rociador al cambiar los espacios internos o actuar como un adhesivo, evitando que las piezas se muevan según lo previsto. El material anexo en NFPA 25 hace una distinción entre agua “rociada o corriente” y agua “goteando”. El rociador podría dañarse y es posible que no se active como debe. De cualquier manera, esta condición requeriría acción porque la funcionalidad del dispositivo está en duda.

 

Corrosión perjudicial para el rendimiento del rociador

La corrosión encontrada en el asiento o acumulada sobre el deflector que podría afectar el patrón de rociado o una acumulación en los elementos operativos que podría afectar la operación puede tener un efecto perjudicial en el desempeño del rociador. Los rociadores con carga ligera o los rociadores con corrosión limitada que no afecta las características de distribución del agua pueden continuar utilizándose si las muestras se seleccionan para la prueba de acuerdo con NFPA 25 en base a las condiciones del peor de los casos y si las muestras pasan con éxito las pruebas. La decoloración de la superficie que no afecta el rendimiento del rociador no debería justificar el reemplazo o la prueba.

Fig 1 Corrosion copy

Figura 1: Rociador corroído (Cortesía de Wiginton Fire Systems)

 

Daño físico

Los deflectores dañados no deberían pasarse por alto, aunque pueden ser difíciles de detectar desde el nivel del piso. Lo que podría parecer un daño leve al deflector puede tener un impacto drástico en la distribución del patrón de rociado y la densidad del agua que se distribuye.

Fig 2 damage copy

Figura 2: Deflector de rociador dañado (cortesía de Wiginton Fire Systems)

 

Carga perjudicial para el rendimiento del rociador

Cualquier carga solía requerir reemplazo; sin embargo, en ediciones recientes, los criterios para el reemplazo de rociadores dependen de si la corrosión o la carga son perjudiciales para el rendimiento del rociador. Esto introduce un cierto nivel de subjetividad en la inspección de los rociadores y explica aún más la necesidad de que quienes realicen la inspección estén calificados según se define en NFPA 25. Los rociadores que, tras la inspección, muestren signos de que no funcionarán correctamente y requieren ser reemplazados. Sin embargo, aquellos con carga ligera se pueden limpiar con una aspiradora o con una ráfaga de aire comprimido.

Fig 3 loading copy

Figura 3: Primer plano de un rociador cargado (cortesía de Wiginton Fire Systems)

 

Pintura diferente a la aplicada por el fabricante del rociador

El rociador tiene que estar libre de pintura que no sea la aplicada por el fabricante. Nunca se permite limpiar y/o reinstalar rociadores pintados porque el potencial de dañar el conjunto es demasiado grande. Se puede tolerar un exceso de rociado o carga "ligera" cuando se analiza una muestra representativa para verificar que los rociadores funcionarán según lo previsto.

Fig 4a painting copy

Figura 4: Rociador pintado (Cortesía de Josh Elvove)

Los rociadores instalados en la orientación incorrecta, como un rociador vertical instalado en la posición colgante, no desarrollarán un patrón de rociado efectivo. Cuando esto suceda, la situación tiene que corregirse reposicionando el ramal, la bajada o una ramita, o se tiene que reemplazar el rociador. Si bien esto no siempre es fácil de determinar desde el nivel del piso, donde se observe se tiene que corregir.

Fig 5a upright in pendent position copy

Figura 5a: Rociador vertical instalado incorrectamente en la posición colgante

Fig 5b Pendent in Upright Position copy

Figura 5b: Rociador colgante incorrectamente instalado en posición vertical

 

Se mantiene el espacio libre mínimo para el almacenamiento.

Las obstrucciones en los patrones de distribución de los rociadores, como el almacenamiento demasiado cerca de los deflectores de los rociadores, pueden obstaculizar la eficacia de los rociadores. Las obstrucciones que están a menos de 457 mm (18 pulg.) por debajo del rociador tienen un mayor impacto en los patrones de distribución que las obstrucciones ubicadas más lejos. Estas son fáciles de detectar visualmente en comparación con muchas de las otras distancias de obstrucción especificadas por NFPA 13, por lo que son las únicas a las que se hace referencia en NFPA 25.

Fig 6 storage obstruction copy

Figura 6 Obstrucción típica: Almacenamiento

 

Hay mucho más que implica una inspección completa de un sistema de rociadores que solo la inspección visual de los rociadores. Se debería hacer referencia a NFPA 25 en su totalidad, ya que se aplica a un sistema específico. Los rociadores en sí mismos deberían inspeccionarse visualmente con una frecuencia anual para los elementos enumerados en este blog.

Aviso importante: cualquier opinión expresada en esta columna (blog, artículo) es la opinión del autor y no representa necesariamente la posición oficial de NFPA o sus comités técnicos. Además, esta pieza no está destinada ni debería confiarse en ella para proporcionar consultas o servicios profesionales.

 

Por Jonathan Hart, Líder Técnico, Servicios Técnicos de Ingeniería en NFPA

suscribete Nexo blog CTA

Compartir:

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies