El virus COVID-19 fue, con mucho, el que más contribuyó a las muertes de bomberos en acto de servicio el año pasado, de acuerdo con las conclusiones preliminares del informe de NFPA "Muertes de bomberos en los Estados Unidos en 2020" ("U.S. Firefighter Deaths in 2020"), cuya publicación está prevista para agosto.

Investigadores de NFPA encontraron 80 casos donde los bomberos estadounidenses contrajeron la enfermedad en el desempeño de su tarea y posteriormente murieron. Debido en gran parte a estas muertes relacionadas con COVID, la cantidad total de muertes de bomberos en EE. UU. alcanzó el año pasado su nivel más alto desde la década de los setenta, con la excepción de los ataques terroristas de 2001 en la ciudad de Nueva York.

"Muchos de los casos [de COVID] estuvieron vinculados con llamadas de emergencia específicas, en particular llamadas para asistencia médica, donde los bomberos estuvieron expuestos a miembros del público infectados. Otros casos se atribuyeron a exposiciones en la estación de bomberos", según el informe.

Al cierre de esta edición, los investigadores de NFPA todavía estaban trabajando para verificar la cantidad exacta de muertes de bomberos no relacionadas con COVID que se produjeron en 2020. Los datos preliminares, sin embargo, indican que 66 bomberos murieron por causas distintas al COVID el año pasado, un aumento respecto de las 48 muertes informadas en 2019, pero en línea con los promedios anuales recientes. La mayor parte de las muertes en el cumplimiento del deber no relacionadas con COVID en 2020 se produjeron en el lugar del incendio, o mientras respondían y regresaban a una alarma, expresaba el informe. La mitad de las muertes en el lugar de un incendio se produjeron en incendios forestales, y la mayoría de esas muertes se produjeron en accidentes de aeronaves que volaban sobre incendios forestales.

Aparte de por COVID-19, la mayor parte de las muertes de bomberos estuvieron relacionadas con ataques cardíacos, representando aproximadamente la mitad de las muertes en acto de servicio no relacionadas con COVID ocurridas el año pasado, según el informe. Los accidentes fueron la segunda causa más alta de muertes no relacionadas con COVID.

De acuerdo con cifras preliminares, entre los bomberos que murieron en 2020 hubo 30 bomberos voluntarios, 24 bomberos profesionales, 10 empleados o contratistas de agencias estatales y federales de administración de tierras y 2 miembros del ejército.

Consulte el informe completo en línea en nfpa.org/research, y un resumen del informe en la edición de Diciembre de NFPA Journal en Español.

JESSE ROMAN es editor sénior del NFPA Journal.