Las erupciones volcánicas representan un peligro singularmente desafiante que puede ser difícil de abordar mediante estrategias de mitigación, según los expertos que hablaron con NFPA Journal en 2018, después de meses de erupciones volcánicas ocurridas en Hawái. "No creo que haya mucho que se pueda hacer con algo tan destructivo e impredecible como la lava", dijo Brian O’Connor, ingeniero de NFPA. Asimismo, un científico de la NASA dijo en su momento a USA Today que "simplemente no hay manera de desviar" un flujo de lava. Aun así, códigos y normas como NFPA 1600®Norma sobre Manejo de la Continuidad, de Emergencias y Crisis, pueden ayudar a los usuarios a prepararse para la amenaza de erupciones volcánicas donde corresponda. Además, una ficha de sugerencias de NFPA sobre la seguridad contra volcanes aconseja a los miembros del público que, ante una erupción volcánica, tomen medidas similares a las que tomarían durante un incendio forestal. La ficha de sugerencias remarca la importancia de prestar atención a los avisos de evacuación y de evacuar a tiempo, por ejemplo.

En La Palma, aproximadamente 6,000 personas recibieron la orden de evacuar sus hogares. "No sabemos cuándo volveremos", dijo un residente, según BBC News. —Angelo Verzoni